Veleros de tierra

Los veleros de tierra fueron introducidos en España en 1993 por José Manuel Ayuda, director del Aeródromo, instructor de vuelo y técnico especialista en automoción, quien los diseñó y construyó para nuestro Centro, bautizándoles en castellano con el actual nombre por el que ahora son bien conocidos en toda España. Los periódicos del momento hicieron eco de la noticia, con titulares tan sugestivos como: "En España estos ingenios serían objetos de ciencia ficción, si no fuera por la fe de José Manuel Ayuda, piloto y constructor de ultraligeros, que mantiene en el Aeródromo Tardienta Monegros la única flota española de veleros de tierra" (El país, 4 de septiembre de 1998). Dotados de una vela de diseño propio de 6 metros de alto, y dos de ancho, con una botavara de 2,5 y con dirección, se manejan más como un avión que como una tabla de windsurf, combinando el movimiento del velamen para optimizar la fuerza del viento y la dirección por tierra con pedales. Los monegros, por su característica orografía, son un lugar privilegiado para su navegación: terrenos llanos y corrientes de aire suficientes para lacanzar velocidad considerable, según la pericia y destreza del navegante, y el manejo acertado de la vela.
* Velero de tierra. 20 minutos 20€
* Paseo en velero biplaza: 15 minutos 20 €

<< Volver