SIDECAR

Rescatados del abandono y el olvido en los pajares de nuestra provincia, nuestros sidecares, junto con las motos a los que van ensamblados, son auténticas piezas de museo... ¡que todavía funcionan!. Sentarse en el asiento del transporte de nuestros abuelos, y sentir la velocidad con que se mueven por la pista del Aeródromo, no deja de ser, en la era de la tecnología y la informática, una deliciosa vuelta al pasado. Y, sin duda, una forma diferente de experimentar la aventura y la diversión sin límite de edad... ¡ni de tiempo!

Paseo en sidecar con piloto: consultar

<< Volver